Estas son las disculpas que dio la PwC despues del gran error en la noche del Oscar 2017

La auditora PwC y la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de EE.UU han pedido perdón por el garrafal error que, durante la gala de los Oscar 2017, le otorgó momentáneamente el premio a la Mejor Película a La La Land en lugar de a Moonlight, la verdadera ganadora. La Academia ha difundido un comunicado después de que los actores Warren Beatty y Faye Dunaway recibieran el sobre incorrecto que, en realidad, contenía la categoría de Mejor Actriz con Emma Stone (La La Land) como protagonista. Por su parte, PwC se ha encargado de guardar en secreto los nombres de los galardonados desde 1934 y sólo dos personas –Martha Ruiz y Brian Cullinan– conocían la lista de elegidos de antemano. Ni siquiera la presidenta de la Academia lo sabe antes de los anuncios.
La Academia -que ha anunciado que “determinará qué acciones son las apropiadas”- ha pedido perdón a los productores de ambas películas y también a la audiencia. Por su parte, PwC, encargada de hacer el recuento de los votos de los académicos y de mantener en secreto los resultados, también ha asumido el error.

“Los presentadores recibieron por error un sobre de una categoría equivocada y, cuando se descubrió, fue inmediatamente corregido. Ahora estamos investigando cómo algo así pudo pasar y lamentamos profundamente que esto haya sucedido […] Apreciamos la elegancia con la que los nominados, la Academia, ABC y Jimmy Kimmel manejaron la situación”.

La única vez que fuimos conscientes de PwC durante la ceremonia fue cuando Martha Ruiz y Brian Cullinan caminaron por la alfombra roja con sendos maletines conteniendo los sobres sellados. Al menos eso es lo que tendría que haber pasado. Sin embargo, en esta 89ª edición, la auditora acaparó más atención de lo debido. Warren Beatty y Faye Dunaway recibieron un sobre duplicadode Emma Stone como Mejor Actriz. Beatty lo abrió y, en ese momento, supo que algo no marchaba bien. Por eso dudó a la hora de anunciar la ganadora. Se lo enseñó a Dunaway, que lo leyó al asumir que Beatty tenía problemas para leerlo. “¡La La Land!”, dijo. Y el resto es historia pero, ¿qué consecuencias tendrá?

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *